Ir al baño no debería quitarte el sueño

 

Consulta de coloproctología y suelo pélvico

¿Llevas tiempo sufriendo en silencio cada vez que vas al baño pensando que era un problemilla sin importancia pero notas que va a más?

Quizás tienes períodos en los que estás mejor, pero vuelves a recaer. Ya no sabes si es peor las molestias de ir al baño, o la incertidumbre de lo que va a pasar cuando vayas.

Llevas una vida sana y cuidas tu alimentación.  Pero por más que comas mucha fibra y bebas mucho líquido, sigues igual.

Has leído toda la información que has podido en internet. Seguramente hayas probado varias infusiones naturales, superalimentos y otros remedios caseros para el estreñimiento.

Ya estás cansada de vendehumos y pseudociencias.

Pero cuando te has armado de valor y has consultado tu problema con los médicos, tampoco te han podido ayudar. Quizás por falta de tiempo para escucharte, falta de interés o falta de experiencia.

A pesar de todo sigues teniendo dificultad para ir al baño, sangrado, dolor, picor o prolapso. Y cada vez va a peor. Esto condiciona tu vida y estás angustiada porque ni tus familiares ni amigos son conscientes de lo que estás pasando.

Estás a punto de tirar la toalla. No sabes si es mejor resignarte y acostumbrarte a vivir con ello.

Pero, ¿Y si te dijera que hay un camino para retomar tu calidad de vida?

¡Necesitas un buen diagnóstico para mejorar tu estreñimiento y salud intestinal!

Para conseguir un tratamiento efectivo lo primero que necesitas es un diagnóstico. No todos los tipos de estreñimiento se tratan igual. No todas las hemorroides se tratan igual. No sigas dando palos de ciego, perdiendo tu tiempo, tu dinero y, lo que es más importante, tu salud.

Créeme que hay muchísima evidencia de cómo mejorar los trastornos defecatorios, anorrectales y del suelo pélvico. La mayoría de veces sin cirugía.

Si quieres que te ayude a recuperar la satisfacción de ir al baño, me puedes contactar a través del siguiente formulario.  Cuéntame cuál es tu problema y, si puedo ayudarte, organizaremos una cita en la consulta.

Pero si no vives en Madrid y quieres que empecemos a trabajar en tus síntomas, resolver dudas o una segunda opinión sobre tu diagnóstico o tratamiento desde la comodidad de tu casa, puedes pedir cita aquí para una videoconsulta.

¡Hola! Soy Karina Cuiñas,

cirujana colorrectal y del suelo pélvico.

Mi misión es ayudarte a mejorar tus problemas defecatorios y a solucionar las consecuencias que conllevan para que puedas recuperar tu calidad de vida.

Dudas frecuentes

¿En qué consiste la consulta?

Sobre todo, vamos a hablar. Lo más importante para mí es entender tus síntomas y preocupaciones. Me interesa conocer todos los detalles y que podamos hablar tranquilamente de tus molestias en su contexto. Soy una fiel creyente del abordaje biopsicosocial, sobre todo en los trastornos del eje intestino-cerebro como son los trastornos funcionales del suelo pélvico.

Al final de la consulta te propondré opciones de tratamiento para que tu decidas si se adaptan a tus necesidades. Yo te puedo aconsejar lo que creo que es mejor para ti, pero tu tienes la última palabra.

¿Cómo es la exploración? ¿Es necesaria?

Si vienes por problemas anales, rectales o defecatorios, me da mucha información poder explorarte.

Hacer un tacto rectal me ayuda a comprobar los músculos del esfínter y del suelo pélvico. Características como el tono, la fuerza, la coordinación, la propulsión y la sensibilidad son importantes para el diagnóstico.

Dicho esto, siempre será tu decisión. Si tienes dolor, podemos empezar mirando la zona externa y nada más. O ni siquiera eso. Podemos dejarlo para otro momento en el que estés preparada.

¿Necesito algún tipo de preparación especial?

No hace falta que te pongas un enema para venir a la consulta. En condiciones normales el recto permanece vacío de heces, ya que se mantienen en la «sala de espera» que es el sigma (la parte del colon justo por encima del recto). Así que no habrá ningún problema para hacer una exploración. Tampoco hace falta una limpieza especial. No hay que sacarle brillo. Con que te bañes es suficiente.

Y no, no pasa nada si tienes la menstruación. Sin embargo, si tienes un problema de prolapso vaginal, los tampones y la copa menstrual nos pueden dificultar la exploración.

¿Puedo enseñarte fotos que me he sacado?

Si, de hecho, es bastante útil en casos de prolapso rectal o hemorroidal. Es muy típico que el día de la consulta estás mucho mejor de los síntomas y te da rabia de que no podamos ver cómo está el asunto en su peor momento.

Pero por favor no me enseñes fotos de cacas. Para eso tenemos la escala de Bristol 😉

¿Quieres mejorar tus problemas defecatorios y recuperar tu calidad de vida?

Rellena el formulario y cuéntame en qué puedo ayudarte

Privacidad

8 + 6 =