¿Existe un laxante natural para ir al baño rápido? Aquí te lo cuento

Déjame adivinarlo. Estás leyendo esto porque estás desesperado buscando una solución rápida para tu estreñimiento y necesitas saber qué laxante tomar ahora mismo, a poder ser natural e inocuo.

En un mundo donde la inmediatez parece ser la norma, es fácil caer en la tentación de buscar soluciones rápidas para los problemas de salud. Pero, ¿y si te dijera que la verdadera solución está en la prevención y no en los remedios de último minuto?

Reflexionemos sobre el caso de la diabetes. Sería arriesgado esperar llegar a niveles muy altos de azúcar en sangre para ponerle un remedio rápido. O por ejemplo con el colesterol, no deberíamos esperar a que nos de un infarto para intentar bajar sus cifras. 

Además, estoy casi segura que no es la primera vez que buscas soluciones de último minuto para tu estreñimiento. ¿Acaso es la primera vez que te pasa?

En este artículo te invito a explorar cómo tener una rutina defecatoria adecuada te puede ayudar a no buscar soluciones desesperadas. Aunque también te contaré qué hacer si has llegado hasta este punto. 

¿Listo para un cambio de perspectiva?

¿Son mejores los laxantes naturales o los químicos?

Ponemos en la balanza los laxantes naturales frente a los químicos

Con frecuencia se utilizan laxantes naturales, de herbolarios, supermercados o incluso internet. Y no los culpo. Parece más inocuo utilizar uno que tenga un envase con dibujos de hojas verdes y que venga de la naturaleza, a usar alguno en una de esas cajas blancas tan poco atractivas que provienen de un laboratorio. También parece que este tipo de laxantes provenientes de las plantas son «menos fuertes» que los que venden en la farmacia provenientes del laboratorio. 

Déjame decirte que es justo lo contrario. 





Los laxantes «naturales» son más fuertes que muchos de los «químicos»

Los laxantes «naturales» suelen ser del tipo estimulante, es decir, que hacen que las tripas se muevan mucho más rápido de lo habitual. ¿Cuál es el resultado? Retortijones y diarreas explosivas. 

Si tienes alguno de estos laxantes en casa fíjate bien, porque en su composición tendrá alguno de estos nombres: Sen (senósidos), cáscara sagrada, aloe vera o cassia.

Este tipo de laxantes son de la familia de las antraquinonas. Y son bastante fuertes, y por eso la gente confía en ellos para un alivio rápido de su estreñimiento. Por eso y porque se pueden comprar sin receta, ya que también se venden fuera de la farmacia. 

A mí me da mucha más confianza comprar cualquier medicamento en la farmacia que en un herbolario. Los medicamentos tienen que pasar por ensayos clínicos, controles rigurosos y monitorización de sus efectos adversos. Los demás, no tienen que pasar por todo este proceso. 

¿A que no te suena una advertencia que hubo en el 2018 sobre la posible producción de cáncer por los derivados del aloe? La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) sacó un informe donde explicaba que estos compuestos pueden ser causantes del cáncer colorrectal. Aclaro que los estudios en los que se basan fueron hechos en laboratorios, no en personas. Aunque estudios posteriores no han demostrado tal efecto y hoy en día no hay evidencia de que produzcan cáncer, es un tipo de compuestos siguen siendo investigados. 

Pero, ¿a que no te habías enterado de este informe? ¿A qué no existe ninguna advertencia en las cajitas tan verdes y con tantos dibujos de plantas? 

De momento, lo único que se sabe a ciencia cierta es que las antraquinonas es que producen melanosis coli, que es una condición benigna en donde el colon se tiñe de color oscuro. Ni aumenta el riesgo de cáncer colorrectal ni produce ningún daño en la mucosa, efecto que inicialmente era una preocupación, pero esto no se ha demostrado

Vista endoscópica del colon, con varios grados de melanosis coli

Vista endoscópica del colon, con varios grados de melanosis coli (Fuente)

Sin embargo, de las antraquinonas – esos laxantes naturales – el único que ha llegado a los estudios serios como esta revisión sistemática es el Sen. Claro, se ha estudiado por separado y a una dosis establecida, no en forma de infusión o acompañado de otras hierbas o compuestos. Se ha visto que es mejor que el placebo (vaya sorpresa), aunque no fue tan bien tolerado a largo plazo porque a muchos le producía dolor de tripa y diarrea.

¿Utilizar laxantes para ir al baño rápido o crear una rutina defecatoria estable?

El problema es tener que llegar a ese punto de buscar un alivio rápido, aunque es algo que veo con frecuencia. Personas que van por la vida en círculos, al menos en lo relativo a sus tripas. Me explico: tras un período de estreñimiento empiezan a cambiar los hábitos, por ejemplo, comen mucha más fibra y consiguen una regularidad intestinal y, cuando la alcanzan, dejan de tomar la fibra. Y vuelta a empezar. 

¿No sería más fácil intentar perpetuar esos hábitos en el tiempo? ¿No tomarlo como una medida temporal sino a largo plazo?

Si volvemos al ejemplo de la diabetes, sería como esperar a tener el pico de azúcar en sangre para pincharte la insulina, en vez de tener tu dosis regular con las comidas. Así, de pico en pico de glucosa vas perdiendo cada vez más la salud y dañando cada vez más a tu cuerpo. 

Por lo tanto, lo que hay que conseguir es incorporar los buenos hábitos en nuestro día a día para no tener que buscar soluciones desesperadas de último momento. No tomarlo como una dieta tipo «operación bikini» con fecha de caducidad, sino cambios que sean sostenibles en el tiempo. 

Es mejor conseguir una rutina defecatoria que hacer la «operación bikini» a las tripas

En este mini-libro te comparto las 10 estrategias basadas en la evidencia científica para conseguir una rutina defecatoria estable y satisfactoria. 

¿Cuál es el remedio más rápido para ir al baño?

¿Cuál es el remedio más rápido para ir al baño?

Ya sé que estás leyendo esto para buscar una solución rápida porque estás desesperado, y no te interesa crear una rutina defecatoria ahora mismo porque eso tardaría mucho tiempo. Y tienes razón. Los cambios en el estilo de vida son una ayuda a medio-largo plazo. 

Lo que estás buscando ahora mismo es un alivio inmediato.

La respuesta la tienes en mi libro Tripas en Acción (Vergara, 2023), donde en la página 160 y 161 tienes una tabla con diferentes tipos de laxantes, su forma de actuar y el tiempo que tardan en hacer efecto. 

Vale, que tampoco tienes tiempo de mirar el libro porque estás desesperado. 

Bueno, pues así en modo resumen, te diré que la vía más rápida para los desatascos intestinales es la vía rectal. Tanto los supositorios como los enemas, actúan mucho más rápido que cualquier laxante. 

La vía más rápida para desatascar es la vía rectal: supositorios o enemas

Pero claro, habría que saber a qué nivel tienes el atasco. 

Los supositorios o microenemas actúan a nivel local en el recto, por lo que si tienes las heces más arriba probablemente no te sirvan de nada. 

En condiciones normales (salvo que tengas hiposensibilidad rectal), tendrías que sentir que las heces están en el recto porque tienes ganas de defecar pero no puedes hacerlo, o bien porque las heces son muy duras o bien por algún otro problema como lo cuento aquí (link al artículo de defecación obstructiva). 

Los enemas pueden actuar más arriba, hasta el sigma (una parte del colon), porque tienen al tener mucho más volumen de líquido se puede alcanzar esta zona y arrastrar las heces desde allí. 

¿Querías un laxante natural, rápido y efectivo? Pues aunque existan preparaciones diferentes, un enema hecho con agua es lo más natural que existe. Ya sé que no era lo que estabas esperando, pero además actúa rápido y es efectivo (siempre que tu tipo de estreñimiento amerite esta solución).

Esquema de la parte final del intestino grueso

Pero de nuevo, estas soluciones «rápidas» no servirían si tienes las heces atascadas algo más arriba en el colon. Tampoco servirían si tienes otro problema que te esté causando estreñimiento. 

De hecho, te dejo como advertencia que el uso de enemas estaría contraindicado si tienes un problema de inflamación del colon, como en el caso de la diverticulitis aguda. Además, esta condición es mucho más frecuente en nuestro medio que se origine en el sigma. Por eso, en el caso de que te cueste ir al baño pero además tengas dolor abdominal, fiebre o malestar general, lo mejor es que te vea un médico. 

En caso de estreñimiento, con dolor abdominal, fiebre o malestar general, lo mejor es que vayas al médico.

Conclusión

En resumen, mientras que la búsqueda de alivio inmediato es comprensible, es crucial entender que la gestión del estreñimiento va más allá de las soluciones rápidas. La prevención a través de hábitos saludables y una comprensión profunda de cómo funcionan nuestras tripas es fundamental.

Si estás desesperado y quieres una solución rápida, recuerda que las opciones más rápidas como supositorios y enemas pueden ser útiles, pero también es importante consultar a un profesional médico, especialmente si tienes síntomas como dolor abdominal, fiebre o malestar general.

Pero, creo que es más útil evitar llegar a esos extremos. Por eso y para ayudarte a establecer una rutina defecatoria saludable y duradera, te invito a descargar mi mini-libro Entendiendo el Estreñimiento. En él, encontrarás estrategias basadas en evidencia científica y consejos prácticos que te guiarán hacia un bienestar intestinal a largo plazo. Haz clic [aquí] para descargarlo y da el primer paso hacia un cambio significativo en tu salud digestiva.

Compartir en:

2 comentarios en «¿Existe un laxante natural para ir al baño rápido? Aquí te lo cuento»

  1. Extraccion manual cada dos dias, de heces, en paciente, con obstruccion intestinal y posteriores complicaciones, sepsis, UCI 6 meses, con importantes secuelas, ,con alimentacion Diben Drink 4 botes de 200 ml al dia. No siente la necesidad de defecar. Probe diversos laxantes, prescritos por medicos, y nada, tambien foliculos de hojas de shen, que producen de vez en cuando , diarreas. Solucion? QUE ESPECIALISTA SERIA RECOMENDABLE?. Esta operado desde 2004 de cancer colorectal a nivel del sigma. Gracias

    Responder

Deja un comentario

Otras entradas de blog

Que pueden interesarte

El suelo pélvico como culpable del estreñimiento

1 de cada 3 personas con estreñimiento crónico tienen un problema llamado defecación obstructiva.  Para explicar de qué se trata este problema yo suelo utilizar la analogía del tubo de pasta de dientes. Sí, es la razón por la que

Read More »